Más ruedas, otras formas de transporte

Ciudad

Desde el 2015, en Manizales cuentan con un servicio público de bicicletas que tiene un uso efectivo entre las seis de la mañana hasta las siete de la noche, de lunes a viernes. Su servicio garantiza un medio de transportarse gratuito y oportuno para ayudar al medio ambiente y mejorar la movilidad de la ciudad.

La Secretaría de Tránsito, Manizales en Bici, la Oficina de la Bici y Manizales City Bio Bike, son las organizaciones que componen este sistema biométrico de préstamo automatizado y gratuito de bicicletas para la capital de Caldas.

La inscripción es para todos los ciudadanos; solo tienen que presentar fotocopia de la cédula y una factura (agua, luz o gas), sin importar que esta no esté a nombre de la persona que quiere usar el servicio o si la vivienda es en arriendo o propia. También se pueden inscribir llenando el formulario de manera virtual o presencial. El sistema activará el registro en las 24 horas siguientes. Finalmente, para hacer uso de la bicicleta, es necesario llevar casco y digitalizar la huella.

El Parque del Agua, la estación del Cable Aéreo de Fundadores, el Parque de la Mujer, la Calle 52, el Parque Antonio Nariño, el Cable, la Universidad de Caldas, Milán y la Plaza Alfonso López, son las ocho estaciones dispuestas para adquirir las bicicletas. La mayoría de estos sitios están ubicados en zonas universitarias y avenidas principales, como las carreras 22 y 23 y la avenida Santander. El préstamo de las bicicletas es de una hora; para entregarlas o renovar el tiempo de uso, la persona se puede acercar a cualquier estación.

Los encargados del servicio están pendientes de que haya un clima apropiado para ofrecer el servicio, si no es así, no pueden hacerlo. Silvia Castañeda, trabajadora de la estación Calle 52, comenta que existe un grupo en WhatsApp de todos los empleados que hay en los ocho puntos de asistencia de las bicicletas y por ahí comunican el estado del clima en las diferentes estaciones, para comentarle al usuario y ayudar con la seguridad vial.

Paola Villegas, de Manizales en Bici, indica que el año pasado el sistema contaba con 135 bicicletas y, al finalizar el año, se obtuvieron 50 más, para un total de 185, de las cuales 50 se tienen para los ciclo paseos y las otras para el funcionamiento diario. “Cada estación tiene de 16 a 20 bicicletas por promedio; aunque en el transcurso del día se va variando, ya que depende de la entrega y el pedido que hagan los usuarios en cada punto. En la semana no se ruedan todas las bicicletas porque se turnan por mantenimiento y seguridad”, añade.

Según un informe de la Distribuidora de Materiales Industriales DIMAT LTDA, hasta el 15 de diciembre del 2017 se presentó reducción de CO2 (dióxido de carbono) y el número de usuarios inscritos fue 6.417. El promedio general de las personas que utilizaron las bicicletas diariamente fue de 200, de las cuales, 80 por ciento fueron estudiantes. El cálculo de los viajes que se dieron por día fueron entre 700 y 800. La reducción de CO2 por mes fue de tres mil toneladas.

Actualmente, el uso de las bicicletas tienen gran impulso en los estudiantes universitarios y en personas que vienen de otros municipios, ya que estos al encontrarse en la zona universitaria y tener clases en las diferentes sedes, se les facilita más usar el sistema que una buseta.

Por otro lado, la mayoría de los visitantes vienen a realizar vueltas y pagos, más que todo en las avenidas principales de la ciudad, entre ellas se encuentran varias estaciones y también prefieren utilizar las bicicletas por su facilidad y economía.

Hay diferentes razones por las que las personas, de acuerdo a sus necesidades e intereses, usan las bicicletas. Silvia Castañeda, quien trabaja en la estación de la Calle 52, comenta el caso de una señora que utiliza la bicicleta como rutina de ejercicio. “Todos los días arranca desde el Parque del Agua hasta Milán, baja al Bosque Popular, donde corre y nada un rato, y después regresa”.

Alejandra Buitrago, estudiante del SENA, utiliza la bicicleta en el recorrido desde su casa, por el Parque de la Mujer, hasta la Institución Educativa Inem Baldomero Sanín Cano, donde estudia; dice que el servicio de las bicicletas en términos generales es bueno, porque ayuda a cuidar al medio ambiente, ahorra “trancones” y es gratuito. “La calidad del servicio y la innovación del sistema hace que este sea una gran experiencia”, comenta; sin embargo, menciona que las bicicletas presentan algunas fallas, algunas tienen la silla y los frenos flojos y a veces los cambios no funcionan.

Algunos de los obstáculos que se han presentado en el proyecto son la topografía, el clima y la falta de ciclo rutas. El clima afecta su funcionamiento, pues durante los días de fuertes lluvias, y por precaución, no se prestan las bicicletas. La falta de ciclo rutas está ligada a la topografía, debido a que las condiciones de la ciudad no facilitan caminos sencillos; por eso, la mejor opción hasta ahora ha sido llevar las estaciones a las avenidas principales que cuentan con una topografía más o menos plana.

Otro efecto negativo es la falta de luz en las bicicletas, dado a que el cierre del sistema es a partir de las 7:00 de la noche y a esa hora hay menos visibilidad. Tampoco solicitan el uso del chaleco reflectivo. Según Paola Villegas, cuando el sistema empezó a funcionar, las bicicletas contaban con luces delanteras y traseras, pero por mal uso de los usuarios, tomaron la decisión de retirarlas. Se está pensando en volverlas a poner, pero aún no se ha definido.

Más retos

Dentro de los proyectos programados para el servicio de las bicicletas está abrir otra estación en la avenida Paralela y tratar de organizar ciclo rutas especiales para el sistema. Se calcula que para el 2020 este servicio contará con una de las plataformas más modernas y de mayor cobertura en Colombia y Latinoamérica.

En Pereira quieren implementar el mismo servicio; por eso, desde la Secretaría de Tránsito de la ciudad vecina ya se han visitado las instalaciones en Manizales y se han analizado sus características principales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *