Humberto… de Manzanares al solio de Bolívar

Elecciones 2018 Política

Bajo el signo de cáncer, el 14 de julio de 1946, nació en Manzanares, un pueblito de gran influencia conservadora en el oriente caldense, un niño bautizado como Humberto. Hijo de los liberales Georgina Lombana, educadora de profesión, y de Honorio de La Calle, trabajador de la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec). Este canceriano es Humberto de La Calle Lombana, hoy candidato a la presidencia de Colombia por el Partido Liberal. Nació en el seno de familia liberal en un pueblo muy conservador. Sus tíos Hernando de La Calle fue alcalde encargado de Bogotá, y Flaminio Lombana, rector de la Universidad de Caldas.

En 1947 se vivió una oleada de violencia en Manzanares, los conservadores atacaban a los liberales, quienes buscaban la manera de salir con vida. Doña Georgina, don Honorio y sus hijos Mario y Humberto se fueron para Pereira. Después se radicaron en el barrio Campohermoso de Manizales. Humberto cursó sus estudios en el Colegio Mayor de Nuestra Señora (instituto católico de la Arquidiócesis, la misma que el pasado 19 de mayo vetó la presencia de su alumno-candidato presidencial en sus instalaciones). Será porque su personalidad vivaz y agnóstica generó molestias al Colegio en su época de adolescente bachiller.

“Debemos redoblar los esfuerzos para evitar que sucedan nuevos hechos como estos y concentrarnos en la construcción de la paz”, declaró el jefe Negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, al explicar el incidente ocurrido en la Uribe (Meta).

Su estadía allí como adolescente no fue la más gratificante, pues en el periódico Juventud publicaba artículos que reflejaban su irreverencia y cuestionamientos al ambiente académico y religioso, tanto que el rector, monseñor Santiago Marín, quiso expulsarlo, pero la intervención del profesor de filosofía, Raúl Aristizábal, lo evitó al argumentar que el bachiller solo era un muchacho inquieto intelectualmente, seducido por las ideas del Nadaísmo, corriente vanguardista que hacia oposición literaria, cultural y política a lo establecido por la academia y la sociedad.

En la década de los 60 del siglo pasado ingresó al pregrado de Derecho en la Universidad de Caldas. En la Alma Máter conoció a la señorita Rosalba Restrepo, quien luego sería su esposa, y madre de sus hijos: José Miguel, Alejandra y Natalia.

El joven Humberto estudiaba gracias a una beca, pero un día, el 22 de abril de 1966, salió con sus compañeros a manifestarse en contra del imperialismo. Él fue detenido cerca al Centro Colombo Americano porque supuestamente estaba tirando piedras a esta sede y había herido a un policía. El hecho salió publicado una semana después, el 30 de abril, en La Patria con el título “Cancelan la beca a un estudiante subversivo”.

Decía el periódico: “En las horas de la tarde de ayer, el Gobierno Departamental por intermedio de la Secretaría de Educación, dictó un decreto por medio del cual se cancela la beca que venía disfrutando el estudiante de la Universidad de Caldas, Humberto de La Calle Lombana. La determinación adoptada por el Gobierno Seccional, obedece a que el susodicho estudiante fue uno de los protagonistas de la pedrea al Centro Colombo Americano de esta ciudad el viernes 22 de los corrientes en las horas de la tarde, y el principal promotor y agitador de los desórdenes en que resultó gravemente lesionado un agente de la policía”.

El joven se libró de pagar días de cárcel porque el policía agredido confesó que de La Calle era inocente.

En 1969 Humberto se graduó como abogado. Ya como adulto, desempeñó varios cargos públicos en Caldas, fue profesor universitario, decano de Derecho de su universidad, Secretario de Gobierno de Caldas, Registrador Nacional del Estado Civil y magistrado de la Corte Suprema de Justicia. En 1990 el presidente César Gaviria lo nombra Ministro de Gobierno. Luego, en 1994, es elegido vicepresidente en el mandato de Ernesto Samper, cargo al que renunció al saber que la campaña presidencial de Samper había sido financiada por el Cartel de Cali. Más tarde hizo parte del gobierno de Andrés Pastrana; y con el actual presidente Juan Manuel Santos fue el gestor del proceso de paz con las Farc.

El político César Augusto López sostiene que Humberto es un excelente referente en la política actual. “Es un hombre descomplicado, intelectual, bonachón y extrovertido”. Para Gloria Patricia Mejía López, fiel seguidora del candidato, la política de Humberto “data de años y es el único que conoce bien a Colombia como para saber qué anda bien o mal con ella”.

Aquí encontrará una línea de tiempo dedicada a políticos de la región

 

*Texto construido con algunos datos de Wikipedia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *