“Me parece que se ha condenado demasiado esa relación de política con la Universidad de Caldas” Felipe César Londoño

UMCentral Universidad

 

El rector saliente  habla de los retos que tiene Alejandro Ceballos quien lo sustituye en ese cargo. Explicó qué fue lo que le faltó por hacer en el periodo  2014-2018.

 

Felipe César Londoño regresa a las aulas de clase después de cuatro años en la Rectoría de la Universidad de Caldas. Entregó el timón de la institución a Alejandro Ceballos Márquez, a quien el Consejo Superior designó el pasado 16 de mayo como nuevo rector para el periodo 2018-2022.

Como profesor titular que es de la institución desde 1986 retomará sus antiguas responsabilidades, dirigir el Festival Internacional de la Imagen, impartir clases en el Doctorado en Diseño y en el pregrado de Diseño Visual. Además se compromete a “trabajar en el fortalecimiento del Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona” su mayor logro durante su gestión. También se concentrará en sacar adelante el Centro de Ciencia Francisco José de Caldas.

En una entrevista que concedió a UM Central hizo un balance sobre su periodo administrativo. Habla de los desafíos que tuvo que afrontar en su administración y las experiencias que le quedan después de la ejecución del Plan de Desarrollo Institucional.  Asegura que su gestión fue buena pese a que faltaron proyectos por ejecutarse y que en el desarrollo del plan de gobierno que propuso al posesionarse tuvo obstáculos financieros. Explica cuáles son las necesidades más apremiantes que tiene la Universidad y que por consiguiente deberá atender Ceballos Márquez.

¿Por qué no aspiró a la reelección en la Rectoría?

Más que un administrador soy un académico. Aunque creo que los académicos también podemos ser administradores de nuestras instituciones. La administración como la academia y la Universidad misma requiere un conocimiento de lo que son los procesos de formación. No es igual a una empresa que se maneja a través de procesos de economía, de desarrollo o de producción industrial. Cuando asumo la Rectoría, planteo hacerlo solo cuatro años, porque me parece que ocho años es dedicarse demasiado al proceso administrativo y eso me haría dejar a un lado mis intereses académicos y esa no es mi pretensión a futuro. Por eso no me postulé a la reelección.

 

¿Qué pensó su familia cuando usted decidió renunciar a su reelección?

Sinceramente mi familia no quería que continuara en el cargo. Es un tema muy exigente. Requiere mucho trabajo. Hay que tener una gran capacidad para estar todo el tiempo en servicio. Mi familia pensó que cuatro años había estado bien. Ya no querían que fuera más tiempo. De verdad implica un sacrifico grande en términos de manejo de horarios. Es un cargo satisfactorio, pero en lo personal la producción de conocimiento no se puede seguir desarrollando y eso es importante seguirlo haciendo.

 

¿Qué piensa del nuevo rector?

Alejandro Ceballos fue decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y antes había sido  director de investigaciones vinculado con la Vicerrectoría de Investigaciones y Posgrados Tiene un alto conocimiento con formación doctoral en campos académicos y administrativos. Su formación en el exterior, en este caso en una universidad  prestigiosa de Estados Unidos, le permite conocer bien las estructuras universitarias. Considero que es una persona muy capacitada, con mucho conocimiento en los campos que tienen que ver con lo académico y administrativo. Creo que Alejandro se desempeñará muy bien en el cargo. Así lo decidió el Consejo Superior y fue una buena decisión.

 

¿Considera que en la Rectoría debe estar un profesional sin intereses políticos y burocráticos?

Creo que sí debe llegar alguien con intereses políticos porque la política es muy importante, pero los intereses burocráticos si hay que desligarlos definitivamente. Sí creo que es necesario el diálogo permanentemente con las instancias políticas. A mí me parece que se ha condenado demasiado y se ha hablado muchísimo del perjuicio de esa relación de política con la Universidad, por supuesto que los académicos debemos concentrarnos en lo académico, pero me parece que los estamentos políticos son absolutamente necesarios para que realmente exista una articulación entre el conocimiento y el contexto político de la ciudad.

 

¿Qué encontrará el nuevo rector?

Una universidad consolidada y sólida que requiere un trabajo grande para fortalecer sus procesos de financiación. Ese es el gran reto que tiene el nuevo rector. Continuar con el Gobierno Nacional buscando recursos para la inversión, para el funcionamiento, pero encuentra una institución con unos proyectos y lineamientos muy consolidados, también encontrará un reto grande y es redefinir  el Proyecto Educativo Institucional (PEI), que los pares académicos están pidiendo y también crear un nuevo Plan de Desarrollo 2019-2028.

 

¿Qué encontró en la Universidad cuando asumió como rector después del mandato de Ricardo Gómez Giraldo?

Encontré una Universidad sólida. Ya tenía una acreditación y un plan de desarrollo institucional que venía cumpliendo unas metas. En el 2014 había 13.600 estudiantes, y eso era muy positivo, sin embargo, en este periodo 2014-2018 logramos aumentar a 15.217 estudiantes. Es una U que cada día se esfuerza por llegar a más regiones, por llegar a más estudiantes y no solamente de la región, sino del país. Hoy podemos decir que un 30% de estudiantes viene de otras regiones de Colombia.

¿Cuál fue su primera gestión como rector de la U de Caldas?

Tal vez, lo primero y más representativo fue iniciar el proceso de construcción del Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona. Digamos que ese es como el punto más importante. La construcción comienza en mayo del 2014, fecha en que me posesiono y termina ahora en mayo del 2018 fecha en que  entregó la rectoría. Esa es mi primera gestión. Casi que enfocarlo todo para que la construcción se hiciera y se terminara en los tiempos establecidos.

 

Usted inició la construcción del Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona, pero ¿hace cuánto se inició la planeación y ejecución del proyecto?

Este proceso se inició en el 2002 con  Carlos Enrique Ruiz que contactó al arquitecto Rogelio Salmona que diseña todo un plan de necesidades y estructura en general el proyecto. A partir del 2007 Ricardo Gómez vuelve a retomar el proyecto, actualiza su programa de necesidades. En mi mandato me toca la parte de la construcción.

 

¿Considera que su gestión como rector fue buena?

Creo que fue buena porque lo demuestra el cumplimiento del plan de desarrollo. Puede ser subjetivo decir que fue buena o no, pero  lo único que tengo para mostrar son los indicadores de crecimiento de la U, de mejoramiento de la calidad, de elevar los índices hasta llegar a un punto de desarrollo importante. Por ejemplo, el crecimiento en cifras de estudiantes en general y, además los estudiantes en región. Ofertamos más programas académicos en los municipios de Caldas,  matriculas más baratas. Tenemos más becas para estudiantes, residencias estudiantiles pagas y de buena calidad, 142 doctores como profesores. En el 2014 teníamos 101. Casi que el 40% de nuestros docentes cuentan con doctorado y ese indicador es muy alto para una universidad como la nuestra. Tenemos más grupos de investigación clasificados en las más altas categorías. Estos temas hacen que la gestión se vea bien, en términos de indicadores y el plan de desarrollo.

 

¿Cuál es el déficit presupuestal de la U. de Caldas?

Uno no podría hablar de déficit, uno tendría que hablar de un faltante, que normalmente todos los años se ha cubierto. La institución cuando la recibo en el 2014 tenía un faltante presupuestal de $14.000 millones, hoy entrego el cargo con un faltante rebajado en menos $4.000 millones. Eso no significa que el tema se haya solucionado. Igual es complicado. Cada año el Gobierno nos va transfiriendo un recurso en el cual ese faltante se va supliendo.

 

¿Cuál cree que es la solución?

La primera solución sería que el Congreso de la Republica reforme la ley de  financiación de las universidades públicas. Necesitamos que haya una mayor transferencia del Estado. Las administraciones claro, tenemos que hacer esfuerzos, mayor productividad, consultorías externas, mayor vínculo con las empresas, pero esas cosas no van a suplir realmente lo que necesitaríamos. Para tener una universidad equitativa con los estudiantes, necesitamos un mayor aporte del Gobierno Nacional.

 

¿Cuáles fueron los obstáculos durante su gestión como rector?

Creo que los mayores obstáculos estuvieron ligados a lo financiero. Uno sueña muchas cosas, pero realmente el tema de la movilidad de lo económico es complejo. Por ejemplo, uno desearía apoyar más equipos de investigación para obtener procesos de indagación de más impacto en la ciudad y en la región, realmente eso no se logra fácil. Mucho de eso se tiene que hacer con más recursos. Uno desearía aportarle más al bilingüismo, por ejemplo. Eso requiere que los estudiantes vayan afuera pagados por la institución, eso lo podemos hacer, pero para muy poquitos. Eso es una limitante grande para el fortalecimiento de la universidad.

 

En su gestión, ¿cómo se aprovecharon  los recursos de la Estampilla Pro-Universidad?

Eso nos sirvió muchísimo para mejorar sobre todo laboratorios. Esos recursos son muy importantes, logramos adquirir aproximadamente 40.000 millones de pesos entre las universidades y eso nos ha permitido fortalecernos y fortalecer esa vocación de Manizales como ciudad Universitaria. Los recursos de la estampilla son muy necesarios y van a seguir siéndolo. Si no los tuviéramos  sería crítico para nuestras instituciones y espero que podamos seguir haciendo el recaudo como se ha hecho hasta ahora.

 

¿Cuáles son las áreas que aún necesitan mayor inversión y mejoras en la U de Caldas?

Sin duda alguna la infraestructura física es la que más necesita inversión. Necesitamos mejorar nuestra planta física. Ya tenemos el Centro Cultural Universitario, se quiere la segunda etapa de este, eso puede estar costando $4.000 millones, necesitamos finalizar y mejorar escenarios deportivos y eso nos vale otros $4.000 millones. Necesitamos hacer un edificio de aulas para posgrados y eso puede costar $12.000 millones, es decir, necesitamos más infraestructura, más inversión y ligado a eso también dotar con más equipos sofisticados a la investigación. Esas son las necesidades más apremiantes.

¿Qué cree que le faltó hacer como rector?

Hay unas políticas que están en proceso de aprobación, por ejemplo la de posgrados. Cómo se cobra un posgrado, cuáles deben ser los requerimientos para crear uno y la estructura general. Tenemos una reglamentación anterior, pero necesitamos actualizarla. También una reforma a la labor académica, pero todavía no ha sido aprobada por el Consejo Académico. Quedan temas pendientes en políticas que es necesario renovar.

 

Trayectoria

Felipe César Londoño López es Doctor en Ingeniería Multimedia de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y profesor titular de la Universidad de Caldas desde 1986. En la institución participó en la creación del pregrado de Diseño Visual, en la Maestría en Diseño y Creación Interactiva y el Doctorado de Diseño y Creación. Su trayectoria académica le permite ser gestor de proyectos, investigador, diseñador y arquitecto. Esto le ha merecido el reconocimiento como emprendedor social por la efectividad en gestión de recursos públicos y su participación en programas que vinculan la academia con la empresa y las comunidades.

Londoño también dirige, desde 1997, el Festival Internacional de la Imagen, considerado por los medios especializados como el  encuentro más importante en su género en Latinoamérica. Este año se realizó del 7 al 11 de mayo.

 

El mensaje para los detractores de su mandato…

Di el espacio para hablar y creo que así lo entendieron estudiantes, administrativos y docentes. Seguramente hubo personas que no estaban de acuerdo con las visiones de mi administración, pero siempre trabajé con la honestidad por construir una mejor universidad.

 

Foto | Aura María Valencia | UM Central

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *