Perros abandonados en el barrio San Isidro

Unidiario

Unidad de Protección Animal en Pro del desarrollo

En el barrio San Isidro se presenta con frecuencia accidentes por el número incontable de caninos que se encuentran en la calle, esto se debe a que son abandonados por sus dueños, se hacen especulaciones que son dejados porque no hay para su sostenimiento y por la agresividad que los animales tienen y por eso son arrojados en las reservas naturales de este barrio.

Los habitantes del barrio San Isidro reportan inconformidad por los accidentes que provocan los perros que habitan en la calle, situación que está provocando caídas, mordidas y el peligro de la propagación de la rabia. Además se genera una contaminación del ambiente y el espacio físico porque los perros depositan sus excrementos en cualquier lugar del barrio sin existir una debida recolección. El periodista y habitante del barrio Andrés Felipe Valencia Ospina manifiesta: “Botan muchas perras en celo, esto genera que los perros peleen todo el tiempo y en este barrio hay muchos niños. Se ha dado información a la alcaldía y ellos hacen caso omiso a ello”.

La residente del barrio San Isidro, María Nubia Ospina manifiesta que se han generado problemas con los vecinos; “se le tiran a uno los perros y las señoras que están cerca lo amanezan a uno también”.

La Secretaria de Medio Ambiente de Manizales y la Unidad de Protección Animal (UPA) ofrecen, para los perros que se encuentran en estado de abandono, un lugar donde pueden estar. El objetivo principal de la UPA es proteger los animales que se encuentren en estado de vulnerabilidad.

“Uno de los factores de debilidad que presenta la UPA se muestra en el momento que rescatan un perro (a) es el no saber cuántos perros más quedaron en la calle por parte de la descendencia del perro rescatado esto se debe a una falta de una esterilización oportuna. Esto concierne a una falta de sensibilidad en las personas al abandonar un cachorro”, afirmó el médico veterinario Zootecnista Oscar Eduardo Parra Mosquera.

Una de las fortalezas se halla en el número de veterinarios con los que cuenta la UPA, son personas capacitadas y además fomentan jornadas de sensibilización en salud, socialización que llega a todos los lugares de la ciudad, para generar un impacto a futuro con los animales que están en vía pública.

En oportunidades la UPA ha mejorado su crecimiento en recursos humanos y capacidad técnica para la renovación de sus albergues, que antes eran adecuados pero no los óptimos.

“El albergue ha tenido amenazas, una de ellas fue la ola invernal que hubo el pasado 15 de abril del 2017 se tomó un plan de contingencia de rescate, se pusieron diferentes veterinarios en lugares específicos del área de desastre y animales sin refugio llegaron a la fundación ofreciéndoles los auxilios requeridos. Otra amenaza constante son las redes sociales porque algunas personas generan comentarios mal intencionados de la fundación, dañando la imagen del lugar provocando controversia, lo que ha dificultado la adopción de los canes”, argumentó Parra Mosquera.

La Secretaria de Medio Ambiente en pro de que no haya venta de animales genera una campaña de sensibilización, a través de redes sociales y medios de comunicación para que no haya comercialización de animales en vías públicas lo cual está prohibido. Diego Fernando González Marín, Secretario de Medio Ambiente, concluye: “nuestros controladores han detectado animales en la plaza de mercado, realizan el procedimiento  debido que es llevarlos a la protección animal, después de estar los animales allí se lleva un informe a la Secretaria de Gobierno y la inspección de policía”.

 

La unidad de proteción animal han atendido mil 291 animales, se han dado en adopción 580, se han esterilizado 787, 37 rescates, 74 visitas técnicas y 448 atenciones callejeras.

Lea el UniDiario completo aquí: 2571 – 11.05.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *