Graduada de la Escuela de Comunicación es la nueva coordinadora de comunicaciones de Susuerte

Decom Egrecom

“Desde que inicié mi ejercicio como profesional he aprendido que cada persona y cada reto llegan como una experiencia de aprendizaje”.

Así se refiere a su oficio Carolina Manrique García, graduada de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales, quien desde la semana pasada asumió el reto de pertenecer al equipo organizacional de Susuerte, como coordinadora de comunicaciones.

Manrique García desea que desde las responsabilidades que inició pueda generar cambios positivos que aporten al desarrollo empresarial y así se refleje en el departamento.

Carolina empezó a trazar sus primeros pasos en Telecafé como periodista, en este mismo canal fue productora de Buenos Días Eje y realizadora de Telecafé TeVe, programa del defensor del televidente. Con el deseo de aprender inició una especialización en Comunicación Organizacional. “Para mí fue una etapa de aprendizajes personales y profesionales, cuando escuchaba a los docentes compartir sus logros, cómo los asumían y los resultados que obtenían, me di cuenta que estaba en el lugar indicado, fue la revelación de saber que podía medirme a ese tipo de situaciones, sentí que estaba preparada para un nuevo nivel en mi vida”, insiste.

Durante la especialización trabajó en una ONG en la que asegura pudo aplicar lo aprendido. Después estuvo en Fenalco Caldas, donde permaneció sus últimos cinco años. Manrique señala esta experiencia como maravillosa, porque allí aprendió a ser profesional en Comunicación Organizacional.

Entre sus labores se encontraba el periódico institucional, los eventos gremiales y comerciales, la vinculación en iniciativas para la ciudad aportan a la estrategia, acciones y resultados. “Aprendí a saber que las estrategias y acciones vienen con una gran responsabilidad, no solo relacionadas con la marca, su imagen y reputación, sino responsabilidad financiera garantizando que desde la dirección de tu área se debe ver interna y externamente, la coherencia del pensar, decir y aplicar”, concluye Manrique García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *