Tres por la rectoría: Gabriel, tenacidad

UMCentral Universidad

Alejandro Ceballos Márquez, Gabriel Gallego Montes y Andrés Felipe Betancourth López aspiran a la rectoría de la Universidad de Caldas. El próximo jueves 3 de mayo se elegirá el nuevo rector para el período 2018-2022. El periódico Página les planteó a cada uno 10 preguntas y esto respondieron.

Gabriel Gallego Montes

Nació y se crió en el barrio Aranjuez. Allí realizó su primaria y bachillerato en el Liceo Mixto. A sus 50 años de edad es docente de la Universidad de Caldas. Cuenta con una trayectoria académica y científica en el campo de los estudios de familia, población y género. Lleva 18 años perfilándose como un investigador destacado en estos campos del conocimiento. Es doctor en demografía, con maestría en planeación del desarrollo y profesional en desarrollo familiar.

¿Quiénes conforman su núcleo familiar?
“Vivo en Belén, en una casa multifamiliar porque hice una modificación a mi vivienda, ya que en la tragedia de hace un año (19 de abril) se vieron afectadas mi madre y hermana, ellas vivían en Aranjuez y perdieron su hogar. Así que propuse hacer una división de mi casa, porque yo vivía solo, entonces la dividimos en dos apartamentos. Vivo en la parte de arriba y ellas abajo, así que vivimos juntos pero separados. Ahora tengo una relación de pareja, pero no es algo formal”.

Cuéntenos una anécdota de su infancia

“Nací y me crié en el barrio Aranjuez, desde chiquito mi papá me llevaba a las reuniones de la Junta de Acción Comunal, crecí viendo debates, a mis 15 años ya era de la Junta y desde ahí comencé a ser líder en la comunidad. Organizaba torneos de fútbol, baloncesto, colaboraba en la Iglesia… tuve protagonismo en la vida del barrio y luego como estudiante”.

 ¿Qué le apasiona?

“He tenido dos grandes momentos en mi vida académica y científica: un primer momento fue el trabajo con campesinos, trabajé con mujeres rurales y eso me desarrolló la perspectiva de género. Cuando en el 2000 entré a la Universidad comencé a trabajar temas de familia y género; a la par me gusta mucho la investigación, la docencia y lo administrativo”.

Cómo es un día suyo fuera del ámbito académico

“He sido deportista toda mi vida, jugué baloncesto y aunque ya no puedo, hoy en día tengo un amigo con el que salgo a caminar desde temprano, y aunque soy católico mi día de descanso es el sábado. El domingo leo, escribo, trabajo. El sábado es sagrado: duermo, salgo a caminar, veo televisión, comparto con amigos, salgo a comer”.

¿Qué lo impulsó a postularse como rector?

“El conocimiento que tengo de lo público, mis actuaciones éticas cuando he tenido cargos de poder en diferentes escenarios, por ejemplo, como decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, y como Ordenador del Gasto. Creo conocer muy bien a la Universidad en todas sus situaciones, y esas combinaciones son las que me dicen que tengo la madurez académica, científica y las habilidades administrativas que me permiten postularme como rector”.

¿Qué ha hecho por la Universidad?

“Estuve en la decanatura de Ciencias Jurídicas y Sociales intentando fortalecer el fondo de la Facultad, logré incrementar los recursos para capacitación, movilidad docente y de estudiantes y las ponencias en eventos nacionales e internacionales con un apoyo económico. Promoví la conformación de agremiaciones y, en la docencia, yo he sido exclusivamente de pregrado, y cumplo un rol fundamental porque motivo a los estudiantes y siembro el espíritu científico para que puedan construir rutas académicas”.

¿Cuál es su propuesta de gobierno más fuerte?
“Estamos en dos asuntos fundamentales: 1. Educación como bien común, que nos conecta con la discusión global sobre la educación; y 2. La paz, creo que debemos entender las condiciones del país, todas las universidades tenemos responsabilidad de construir una sociedad entre conciliación y apostando a la convivencia”.

¿Qué lo diferencia de los demás candidatos?

“Soy interno, y desde allí ya hay una brecha por cercanía a la institución. El otro interno (Alejandro Ceballos) tiene una gran trayectoria. Los dos somos internos. En trayectoria hay una pequeña diferencia administrativa”.

¿Se siente apoyado por la comunidad universitaria?

“Sí, en la medida en que he participado activamente en la comunidad desde que llegué. Mi nombre circula en las redes académicas. En los debates he logrado posicionar unas ideas de universidad importantes, y mi nivel de argumentación cala muy bien en el profesorado. Tengo cercanía con los estudiantes, me reconocen como una persona válida y respetable en la comunidad académica, espero que se traduzca en el respaldo de gobierno”.

Una palabra que lo defina como futuro rector

“Tenacidad”.

Lea también:

Tres por la rectoría: Alejandro, transparencia

Tres por la rectoría: Andrés, diálogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *