“He recibido más de la academia, de lo que he aportado”

Página

A los 19 años Gregorio Calderón Hernández llegó a Manizales de Florencia, Caquetá. Quería estudiar Ingeniería Química pero encontró, en modalidad nocturna, Administración de Empresas en la Universidad Nacional. “Digo yo: ¡Afortunadamente estudié Administración de Empresas!”, dice Hernández con una sonrisa que marca sus pómulos y realza su mirada. Ha cursado dos maestrías, una en Administración: Formación Gerencial y Empresarial del Administrador de Empresas, frente al Administrador Requerido por el Medio en la  EAFIT, y la segunda en Desarrollo Educativo y Social: Propuesta de desarrollo social de discapacitados de Manizales. Su doctorado lo cursó en España.

Con 66 años y cinco hijos a cuestas ha disfrutado de un amplio recorrido académico, hoy en día es el director general de Investigaciones y posgrados de la Universidad de Manizales. Ha dedicado más de la mitad de su vida a la academia, de manera más puntual a la investigación y gestión humana desde la Administración de Empresas, hecho que lo hizo digno del título profesor Emérito de la U Nacional otorgado por Colciencias, el ente rector de la ciencia en Colombia.

Gregorio recibió a Página en su oficina.

(P): ¿qué tesis trató usted en sus maestrías y por qué?
(GC):
En la primera trabajé un modelo de Gestión Educativa; educación en sectores populares, inclusive ese trabajo fue un premio internacional que me dio la Organización Internacional del Trabajo, fue un desarrollo muy bonito que había sobre cómo desarrollar los sectores populares de la educación -creo que la EFIT no valoró el trabajo- pero nos ganamos el internacional con ese.
En la segundo el tema fue de desarrollo educativo y social, hicimos una tesis colectiva, un grupo muy grande de médicos, enfermeras, psicólogos, administradores, trabajadores sociales, ¡fue un proyecto grandísimo para trabajar con personas en condiciones de discapacidad!

(P): ¿qué diferencia tiene el realizar tesis colectiva e individual?
(GC): Digamos que… lo ideal de un trabajo de investigación es que sea colectivo, sin embargo en las tesis de maestría por ejemplo, hoy está muy restringida en casi todas las universidades a 1 o 2 personas por trabajo. En el doctorado es una sola persona. La razón es fundamentalmente está en evitar que haya personas que se gradúen sin haberse verdaderamente metido en el proceso de investigación. El trabajo individual tiene la ventaja de que uno está metido y tiene su propio ritmo.


(P): basándonos en lo que acabó de decir, para usted ¿cuál modelo es mejor?
(GC): Es mejor investigación colectiva. Tesis debe ser individual.

(P): ¿cuál ha sido su mayor aporte?
(GC): he generado un conocimiento que Colombia en general no tenía, históricamente no se había hecho una investigación en mi tiempo, así que comenzamos a hacer algunos aportes sobre Desarrollo y Gestión Humana en Administración, yo he recibido más de la academia de lo que he aportado.

(P): ¿por qué tanto interés en destacar la gestión humana en las empresas?
(GC): Mire, las organizaciones están integradas por personas y lo que hacen las organizaciones de empresas públicas o privadas, sean pequeñas, medianas, o grandes, lo hacen para los seres humanos. Cuando produce un servicio lo hace para seres humanos, con seres humanos, y a veces eso se olvida. Es ahí cuando la empresa le da mucho valor a la tecnología, las maquinarias, los equipos, y se olvida que precisamente quienes ponen a funcionar todos esos procesos son las personas.

(P): retomando el tema de sus estudios, ¿dónde realizó su doctorado?
(GC): en Sevilla, España. En una universidad relativamente joven, que se llama Universidad Pablo De Olavide. Esta surgió por una necesidad o mejor, demanda de otra academia pública. ¡Me tomó media vida!  -comenta entre risas- mi formación fue de 3 años, pero la tesis fue de otros 4, o sea, fue una etapa complicada. Además, yo no tenía tutor en Colombia, todo dependía de allá. Adicionalmente lo que hice fue realmente un programa de investigación alrededor de mi tesis: La relación entre la gestión humana (que es mi fuerte de investigación) y todo lo que tiene que ver con el desempeño en las organizaciones: estrategia, cultura, temas muy organizacionales. Publiqué 10 o 20 artículos diferentes, hasta que mi tutor dijo “con todo eso que usted tiene ya está pa’ graduarse”.

(P): ¿en qué está enfocado en este momento?
(GC): mi campo de investigación tiene que ver fundamentalmente con la Gestión Humana, y yo la relaciono siempre con otras como el emprendimiento, la innovación, la estrategia, cultura, etc. Entonces estoy investigando alrededor de esas relaciones en muchos trabajos. Por ejemplo, en este momento (apenas tú salgas de aquí) me sentaré a enviar un artículo que está en corrección y trata sobre la creación de spin-off universitaria. Estas son empresas de base tecnológica. También estamos tratando un tema sobre cultura innovadora en Colombia, que ha tenido 2 o 3 publicaciones de buen nivel, y nos permite tener contacto con empresa, para hacer asesorías, consultorías, en ese campo.

“Yo siempre intento relacionar todo con Gestión Humana, por ejemplo ¿qué factores culturales de la cultura universitaria favorece o limita la producción del spin-off?, ese es un tema humano”

(P): ¿qué ha realizado como director general de Investigaciones y posgrado?
(GC): yo creo que ordenar la casa, lograr que organizáramos la investigación con una estructura, con un modelo de gestión, en donde los grupos de investigación se potenciaran. Cuando yo comencé con el programa, la dirección, había uno o dos grupos de alto nivel, hoy tenemos 9 de estos en la Universidad, estamos hablando de categorías A1 y A de Colciencias. La producción académica-científica nuestra muestra una curva impresionante de crecimiento por la cantidad de artículos que nuestros investigadores están publicando en revistas de alto nivel, o sea, se ha logrado que la gente tome conciencia de la importancia de divulgar su conocimiento. Y es que acá teníamos unos investigadores supremamente buenos pero muchas veces quedaban simplemente en el contexto local, y ahora estamos publicando a nivel internacional.

“Es necesario que las compañías reconozcan el potencial del ser humano para el desarrollo de estas”.

(P): ¿cómo motiva a sus estudiantes para hacer parte de grupos investigativos?

(GC): no creo que sea una obligación para el estudiante hacer investigación, pero yo estoy seguro de que el que logra vincularse a procesos investigativos logra fortalecer mucho más el conocimiento en su campo, en el qué hacer, porque por ejemplo cuando uno hace el doctorado, no es tanto lo que le enseñan en el aula sino lo que aprende haciendo investigación. Entonces cuando el pelao está comenzando a prepararse en pre-grado y se logra vincular con un grupo de investigación, desarrolla capacidades que en el aula no se dan: pensamiento crítico, analítico, capacidad y pensamiento lógico.

(P): ¿cómo está Manizales en un panorama general en cuanto a Investigación?
(GC): se puede pensar como un eje para la generación de conocimiento en muchos campos del mismo. Por ejemplo, nosotros tenemos la integración de las universidades en Suma, en donde estamos creando fuertes investigaciones 5 instituciones al tiempo, unidas, generando conocimiento. Creo que somos referencia pues estamos dándole conocimiento a la región. Hoy hay 167 personas de la Universidad de Manizales haciendo investigación de diferente nivel, algunos con uno muy alto y otros iniciando, es una cifra muy alta. La Universidad tiene este momento un desarrollo en Investigación considerable.

“Creo que definitivamente en nuestro país una de las posibilidades de movilidad social se genera en la educación, en la formación. Cuando se brinda la posibilidad de estudio a personas que no tienen todos los recursos, se le abren muchas alternativas para su desarrollo personal y profesional”.


(P): ¿qué se siente llevar el reconocimiento de Emérito?
(GC): para uno es un orgullo. Es el reconocimiento a una vida porque llevo 25 o 30 años haciendo investigación, y cuando uno alcanza esa categoría del profesor Emérito uno se siente muy orgulloso y reconocido porque eso no es gratuito ni se alcanza solo; se alcanza por sus estudiantes, por su familia, esposa, colegas, equipo de trabajo, uno no puede hacer investigación solo, siempre necesita colegas, y a ellos les debo muchísimo.

Recuadro

La familia del profe Gregorio

Yo estoy casado con Lilia Carmenza Velazco, ella es una administradora educativa y trabajó en esta Universidad un tiempo, en un proyecto de inclusión. Hoy en día tiene una empresa con nuestra hija mayor: Una psicóloga egresada de esta Universidad, allí trabajan temas de espiritualidad, que es lo que le gusta a ella. Santiago, mi siguiente hijo es un publicista de la Universidad Católica, en este momento el gerente de una empresa de publicidad para Centroamérica, él vive en Nicaragua. El otro hijo es Ingeniero Físico, hizo una maestría en materiales y su doctorado también, está trabajando en Europa con un instituto muy importante.

David, es psicólogo, también egresado de esta institución, se encuentra en Australia haciendo su formación en inglés y viviendo un poco su vida por allá. El menor:  Juan Daniel, es un niño que adoptamos cuando tenía 6 mesecitos, cuando sucedió el terremoto de Armenia él estaba en Bienestar, y nosotros lo recibimos porque Bienestar quedó destruido. Él nos abandonó, se fue de la casa a los 14 años, y ha sido para nosotros una cosa muy dura, muy dura… Estamos en contacto, nos vemos, salimos a almorzar. Él tomó su decisión y nosotros la aceptamos.

Escrito por: María Camila Tamayo

Lea el periódico completo aquí:

Paìgina 235

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *