El público, el desafío de los monólogos

UMCentral Unidiario

El Festival finaliza hoy

“El reto de hacer monólogos es tener y mantener la atención de la gente durante toda la presentación”, expresó Daniel Camilo Díaz Aristizábal, de la Corporación Aire de Bogotá y director de la obra Ay Días Chiqui, en la que se narra la situación de una mujer transexual que trabaja en las calles.

Esta Corporación y otras compañías de Pereira, Medellín y Manizales y de Cancún (México) hacen parte del V Festival Internacional de Monólogos que finaliza hoy.

Díaz es consciente de que se necesita de un talento y un conjunto de técnicas para conservar el interés del público durante una obra en la cual el actor habla consigo mismo. De igual manera para Liliana Díaz Orozco, de la obra La Criatura del grupo Actores en Escena, el desafío es el público ya que los monólogos suelen ser más difíciles de digerir, además sostener una puesta en escena es más complicado. La directora y actriz Díaz Orozco resaltó que “la facilidad de estas puestas en escena es la posibilidad de experimentar y disponer de su propio tiempo”.

“Es delicioso hacer monólogos porque nos permite girar, ir más fácil a otros lugares, permite incluso que las compañías puedan tener varios monólogos dentro de su equipo, rotarse los diferentes cargos y poder circular más”, puntualizó Díaz Aristizábal.

Desde Cancún se presentó El Anticristo, que narra la vida de un maestro llamado Nietzsche y su pensamiento sobre la moral cristiana y el pecado. Carlos Martínez Correa, actor de la obra, cree que el reto también es el público, pues cuando se está en escena no se pretende ofender a la gente, “como espectadores tenemos católicos y cristianos y hablar de la filosofía de Nietzsche puede herir susceptibilidades”. Sin embargo, aclaró que la obra tiene como ventaja “ser un monólogo pedagógico”.

Lea el UniDiario completo aquí: 2547 – 06.04.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *