Universidades se unen para adquirir bases de datos

Unidiario

Son 52 las instituciones que hacen parte del actual consorcio nacional para la adquisición de bases de datos de información científica que empezó en enero de 2014 y termina en diciembre de este año. A finales del 2017 comenzaron las negociaciones del próximo acuerdo, el cual estará abierto a todas las universidades colombianas, centros de investigación e instituciones que puedan participar de él.

 

Este convenio, que existe desde 2011, facilita la adquisición de bases de datos, que son colecciones virtuales de revistas y documentos científicos de alto valor académico, sirven para apoyar los procesos de investigación y, en general, son costosas.

 

Para la firma del próximo convenio en 2019, se creó un comité de negociación constituido por dos universidades representantes de cada región: una pública y otra privada. “El objetivo final del consorcio es lograr economía de escala, que las universidades podamos acceder a esa información que es particularmente costosa, con unos precios mucho más moderados, y que otras instituciones que por sí solas no podrían mantener ese tipo de recurso puedan acceder”, dijo el director de la biblioteca de la Universidad de Manizales y representante ante el consorcio de las universidades privadas por el Eje Cafetero, Javier Saldarriaga Arango.

 

Actualmente, el convenio cubre la suscripción de Elsevier, la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo, sin embargo, se planea que en esta nueva negociación puedan ingresar más casas editoriales para conseguir un mejor acceso a la información. La Universidad de Manizales invirtió en el consorcio que culmina este año 98.400 dólares, pero anualmente su presupuesto para la suscripción a este tipo de recursos está entre $700 a $900 millones de pesos.

 

Según el director del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia y representante en las negociaciones de las universidades públicas por Antioquia, Luis Hernando Lopera Lopera, las bases de datos son el recurso necesario para emprender todo proyecto de investigación o de formación en el área de docencia y una universidad no podría funcionar correctamente sin esa información. Esta institución invierte $3.000 millones en bases de datos anualmente.

 

El consorcio es patrocinado por Colciencias, facilitado por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) y administrado por la empresa Consortia. En los cinco años recientes costó 35 millones de dólares. Una de sus finalidades es convertirse en política pública y que tanto el Ministerio de Educación como el Ministerio TIC sean partícipes de él.

 

Dato

Casi el 60% de los recursos de las bibliotecas universitarias son destinados a la adquisición de bases de datos

Lea el periódico:

unidiario 2 abril

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *