Lo que se espera de los congresistas caldenses en educación superior

Unidiario

Por: Yony Alexánder Zuluaga Betancur

La asignación de recursos para las universidades públicas, ampliación de la cobertura a nivel departamental y reformas al programa Ser Pilo Paga (SPP) y al Icetex son los retos que deben afrontar, en el área de educación superior, los tres senadores y seis representantes a la Cámara que conforman (hasta el momento) la cuota caldense en el Congreso de la República, elegido el pasado domingo.

Juan Camilo Muñoz Ospina, representante estudiantil de la Universidad de Caldas afirma que los nuevos congresistas deben laborar en conjunto con los entes departamentales y municipales en el desarrollo de la ciudad como campus universitario y que se deben aplicar “tarifas diferenciadas de transporte, arriendo y alimentación, bibliotecas en funcionamiento las 24 horas y beneficios comerciales y económicos para los estudiantes”.

Por su parte, el coordinador de Manizales Campus Universitario, Alejandro Ortiz Díaz, espera que estos nuevos actores políticos sigan trabajando en los esfuerzos que se han hecho como ciudad en el ámbito educativo y añade que es importante fortalecer la presencia de las universidades en los municipios.

Otro aspecto fundamental a tratar es la financiación de las universidades públicas, tal como lo expone Alejandro Guzmán Rendón, magíster en Derecho y experto en temas de educación. “Se debe aumentar la inversión para la U de Caldas y la U Nacional sede Manizales para que puedan cumplir con la oferta académica y llevar sus carreras a los pueblos”. En el 2017 la UC inició el año con un déficit presupuestal de $14.700 millones.

Juliana Acosta López, coordinadora del observatorio político Eje Cafetero Visible, sostiene que el desfinanciamiento de las universidades públicas radica en la desviación de recursos del Estado hacia el sector privado, provocada por la creación de SPP y advierte que “no se les aumenta el presupuesto, pero se les presiona para ampliar su cobertura y cumplir estándares de calidad”. Acosta coincide con Muñoz en la necesidad de reformar este programa, al igual que el Icetex, para garantizar el apoyo gubernamental a la educación superior.

Baja representación femenina

Solo un 20% de los legisladores elegidos son mujeres, 23 lograron puesto en el Senado y 29 en la Cámara, igual que hace cuatro años. Una situación paradójica, si se tiene en cuenta que la población femenina representa el 51,6% del censo electoral. Para este período, Caldas no cuenta con la presencia de ninguna mujer en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *