Egresada de comunicación ejerce en el campo de la organizacional en Nueva Zelanda

Decom Egrecom

Ana María Giraldo López se graduó de Comunicación Social y Periodismo en el 2011, y desde ese momento supo que su pasión giraba en torno a la comunicación organizacional. Hoy es la encargada de liderar y promover procesos de comunicación y servicio al cliente en un reconocido restaurante en Nueva Zelanda, al que llegó hace dos años y medio.

 

Giraldo López actualmente es la manager de un restaurante mexicano que recibe alrededor de 600 personas en un fin de semana. Su función radica en cumplir con procesos tanto administrativos como comunicativos, y fortalecer la empresa en servicio al cliente, no solo interno sino externo. Además al ser una experta en el tema de relaciones públicas  uno de sus principales retos es establecer un puente con los diferentes públicos de la organización.

 

Desde enero del 2015, año en el que arribó a dicho país, se ha caracterizado por tener esa “chispa latina”, como ella la llama, por su amabilidad, responsabilidad y agilidad, en los procedimientos que debe llevar a cabo allí. Y es precisamente eso, lo que considera ella le ha dado ese plus para ocupar hoy el cargo de ser la segunda de las tres managers, -la primera mexicana y la tercera neozelandesa– y junto a ellas Giraldo López debe llevar a cabo procesos de inducción y entrenamiento al nuevo personal de la empresa, con el fin de promover la cultura organizacional.

 

Ana María Giraldo comenta que uno de los puntos más importantes de la cultura allí y la que el dueño desea preservar, es el hecho de reflejarse todos como una familia. “Para el latino el tema de familia está muy arraigado y es algo muy nuestro y muy nato, pero para el neozelandés no, es una cosa de la que debe aprender  para que le salga esa naturalidad en el servicio”, concluyó. Por otro lado, la egresada de la UM afirmó que a partir de este año tendrá un nuevo reto y es el marketing digital, tema que según ella en Colombia están más adelantados que en Nueva Zelanda, debido al cableado que requiere éste según la posición geográfica. Giraldo López comentó: “Más que en la mente, a mi me interesa el corazón de mi consumidor. Siempre he sido partidaria de que la gente toma sus decisiones emocionales, para mi es la razón por la que usted toma una decisión, y por eso es tan importante para nosotros cultivar y promover nuestra cultura de familia y ese es mi reto actual, acompañar al dueño en lo relacionado al marketing digital y cómo promover a nuestro restaurante para seguir en el top de los corazones de las personas de acá”.

 

La egresada de comunicación aplica hoy en día todos los conocimientos adquiridos durante su carrera en el campo organizacional, afirma que tiene responsabilidades administrativas, de liderazgo, de manejo de personal, de comunicar a los clientes lo que se quiere, de fortalecer una cultura tanto a nivel interno como a la hora de demostrar ésta a nivel externo, y al que le trabajará de ahora en adelante, el marketing. Sin embargo, todo lo que realiza hoy en día, han sido frutos de lo que Giraldo López ha considerado no ha sido una tarea fácil, pues ella misma concluye, que la cosa no es de llegar al exterior y triunfar, que hay que sacar verraquera de adentro y hay que camellarla, porque según ella, allá no basta con decir el titulo, el promedio o la cantidad de menciones de honor: “En países como estos las puertas sí están abiertas pero es un tema de paciencia, perseverancia y de saber que estás por buen camino” comentó.

 

Antes de partir a Nueva Zelanda Ana María Giraldo López después de graduarse de Comunicación Social y Periodismo, inició en la Universidad de Manizales su carrera profesional en el departamento de comunicaciones y mercadeo. Seguidamente, hizo parte de agencias de relaciones públicas como Ecolo y Mediática comunicaciones, fue docente catedrática en Inmedent y llegó a ser ejecutiva sennior en Yanbal. Los conocimientos adquiridos durante su experiencia en Colombia, han sido de gran utilidad para ser aplicados en el país que la ha acogido. Giraldo López comenta que “en este mundo globalizado es maravilloso poder salir y ver las cosas de otra perspectiva, salir y ver que el mundo es tan grande… que uno es como un puntico ahí”.

 

Ana María Giraldo López afirma que extraña su país, pero por ahora no tiene planeado regresar y continuará ejerciendo lo que siempre soñó: la comunicación organizacional, esta vez en un reconocido restaurante en un país del continente de Oceanía, muy lejos de su lugar de origen, de América, pero siendo feliz y disfrutando lo que hace.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *