Residencias médicas en cuidados intensivos

UMCentral

Por: Yirney Gómez, Saúl Chávez, Catalina Ramírez y Sergio Orozco

Erika Posada es médica general egresada de la Universidad de Caldas y actualmente se encuentra cursando su especialización en Ginecobstetricia. Para conseguir su título como especialista debe realizar largas horas de trabajo sin recibir salario alguno, además pagar semestralmente los $10 millones  que cuesta su matrícula.

Esta es la situación por la que tienen que pasar más de 5.000 residentes que, de acuerdo a la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR), tiene Colombia; quienes a diferencia de otros países, como Argentina, Chile o Brasil, no reciben ningún tipo de remuneración.

Dicen que la tercera es la vencida, eso espera la ANIR con el Proyecto de Ley 272 de 2017 que actualmente cursa en el Senado de la República, el cual tiene como objetivo mejorar la precaria situación en la cual se tienen que formar estos profesionales.

Para Sebastián Franco Gonzales, presidente de la ANIR Caldas, este proyecto de ley, impulsado por la representante a la Cámara Sara Piedrahita Lyons, busca principalmente dignificar la educación médica y el estado de los residentes en Colombia, al brindarles un mejor trato, horario laboral y una remuneración mensual superior a los tres salarios mínimos mensuales. Además de contar con beneficios como pensión, salud, ARL y vacaciones.

Para él es importante brindarle un trato especial a los residentes, aunque cumplen labores asistenciales, deben recibir un sueldo o algún tipo de remuneración, puesto que son profesionales ya graduados. Además, aclara que es absurdo que los médicos deban pagar hasta $37 millones anuales por realizar su especialización médica.

¿Qué es una residencia médica?

Una especialización médica dura entre tres a cinco años, eso depende del tipo de residencia y del hospital en el que se realice, explicó Claudia Jaramillo, decana de la Facultad de Ciencias para la Salud de la Universidad de Caldas.

Agrega además que este sistema es reconocido en todo el mundo como uno de los mejores métodos de capacitación y que consiste básicamente en un trabajo formativo, que en el mejor de los casos recibe un escaso sueldo. Si, en el mejor de los casos. Hay médicos que trabajan durante muchos años sin recibir un solo centavo. Colombia es uno de esos.

¿Cómo se accede?

Para ingresar a una residencia se necesita cumplir con una serie de exigencias. Mostremos un ejemplo claro, Cristian Camilo Rodríguez es médico general egresado de la Universidad de Caldas, él está interesado en realizar su especialización en Ginecobstetricia; para acceder debe realizar tres pasos básicos. Primero debe presentar un examen de selección, el cual tiene un valor de un salario mínimo vigente, $ 737.717 para el 2017. Para este examen se presentan miles de médicos, pero solo los primeros 10 son escogidos para lo que sigue, una entrevista en la que se evalúa su hoja de vida, y finalmente se eligen solo tres personas para realizar su especialización.

Cristian es consciente que son tres años en los cuales no va a ser remunerado, le esperan largas horas de trabajo y estudio, sin mencionar la preocupación de conseguir semestralmente los $ 10 millones que cuesta su especialización y sumarle a eso vivienda, alimentación y demás.

¿Cuánto cuesta?

Esto depende mucho del tipo de residencia y de la universidad en la cual se vaya a cursar. Según Franco Gonzales, hay especialidades que cuestan entre $ 9 y 10 millones semestrales, es el caso de Ginecobstetricia; pero a su vez hay otras que pueden costar entre $ 15 a 25 millones, como cirugía; una cantidad importante para alguien que no recibe sueldo. Mientras que en algunos países, como Brasil, no se paga nada por formarse, puesto que solo es necesario presentar un examen y quedar seleccionado.

Además aclara que los residentes son vistos como estudiantes, aunque tengan su título como profesional o médicos generales. La única ayuda económica que se les presta, hasta ahora, consiste en una beca crédito ofrecida por el Icetex, que consiste en seis salarios mínimos cada tres meses, sin embargo, no siempre son cumplidos, como es el caso de Erika Posada.

Según ella este beneficio tiende a demorarse hasta cinco o seis meses; este tipo de situaciones hace que tenga que prestar dinero extra a la deuda ya existente con el Icetex, esto precisamente para gastos personales, vivienda y demás. Además plantea que para cuando acabe su especialización tendrá una deuda de más de $ 50 millones.

Es necesario aclarar que acceder a este tipo de remuneraciones tiene su complejidad. Según Franco Gonzales, aquellas personas que estuvieran realizando especializaciones básicas, aquellas que son consideradas “más importantes” como Ginecobstetricia, Cirugía, Medicina Interna, entre otras, les es más sencillo acceder; pero para otras como Sexología, Dermatología y Psiquiatría es mucho más difícil. De acuerdo a la ANIR la cifra de becas otorgadas está disminuyendo, en el 2015, 1.215 personas recibieron este beneficio, mientras que en 2016 fueron solo 990.

¿Cómo son dentro y fuera del país?

Gloria Franco es Ginecóloga y Obstetra egresada de la Universidad de Caldas, ella aclara que su proceso de residencia no fue para nada fácil. En la parte económica pasó de recibir un salario, hablamos de $ 2.500.000 para ser exactos, a no recibir nada, aclara que el hecho de tener que sacar de su bolsillo $ 5 millones semestrales es complicado. Antes de empezar su residencia tenía el tiempo suficiente para disfrutar con su esposo e hija, pero debido a las largas horas de trabajo y estudio su vida cambió totalmente. Pasó de tener turnos relativamente suaves a mantener por horas e incluso días en el hospital sin ver a su familia.

Es necesario aclarar el sistema de turnos laborales de un médico especialista. En promedio se trabaja entre ocho a quince horas por día, más cuatro o cinco guardias mensuales, esto dependiendo del hospital o de la especialidad. Esto quiere decir que aproximadamente ocho o nueve veces al mes estos médicos no vuelven a su casa a dormir. Para ser más claros, el médico ingresa al hospital a las 7:00 a.m. y se retira a las 5:00 p.m. del otro día, muchas veces sin tocar ni siquiera un colchón.

Ahora hablemos de Brasil. Carlos Goyeneche es Médico General egresado de la Universidad de Caldas, él actualmente cursa su especialización en Cirugía Plástica en Brasil. Actualmente no recibe un salario, puesto que al ser de otro país no es obligatorio pagarle por su residencia, pero si tuviera la nacionalidad recibiría un salario de 1.200 dólares mensuales. Aunque no recibe dinero, el Estado le brinda un auxilio económico de $ 400.000 mensuales. No paga un solo peso por su especialización.

Carlos aclara que prefiere realizar su especialización en Brasil y no en Colombia, puesto que los $ 15 o más millones que debe pagar semestralmente en su país de origen los utiliza para gastos personales, además agrega que invierte mucho menos en el país vecino.

De acuerdo a Semana, Estados Unidos e Inglaterra son los mejores países para realizar estos posgrados, debido a su remuneración, que van desde los 2.000 hasta los 3.000 euros por mes, y las ayudas brindadas por el gobierno, que van desde alimentación hasta hospedajePero si el idioma es una dificultad, países como Argentina paga unos 880 dólares mensuales, Brasil 1.200, Bolivia 212, Chile 2.000, Costa Rica 1.800, El Salvador, 960 y Uruguay 878.

¿Qué tipos de especialidades hay?

En el mundo existen más de 60, se dividen en clínicas y quirúrgicas; pero es necesario comentar cuántas hay en Colombia:

  • Anatomía Patológica, Anestesiología Pediátrica, Cirugía General, Cirugía Oncológica,
  • Cirugía Pediátrica, Dermatología, Gastroenterología, Infectología, Medicina Crítica Pediátrica,
  • Neurocirugía, Neurología, Otorrinolaringología y otras 47 más.

De acuerdo a un informe presentado por el Meridiano de Córdoba, Anestesiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Cirugía General, Cardiología y Traumatología son las especializaciones más apetecidas, puesto que son las mejores pagas.

¿Cuántas hay en el Eje Cafetero?

  • La Universidad de Caldas: Anestesiología, Cirugía General, Dermatología, Gastroenterología, Medicina Interna, Gastroenterología Clínico Quirúrgica,  Medicina Interna, Geriatría, Medicina de Urgencias, Ginecobstetricia, Pediatría, Psiquiatría, entre otras.
  • Universidad Tecnológica de Pereira: Medicina Interna, Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, Psiquiatría y Radiología e Imágenes Diagnósticas.
  • La Universidad de Manizales:  Medicina Crítica y Cuidados Intensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *