La mayoría de los intentos de suicidio en el país se presentan en jóvenes

Unidiario

Por: Fernanda Zárate Montealegre 

Según un informe del Instituto Nacional de Salud (INS), durante el primer semestre de este año se reportaron 9.214 intentos de suicidio en el país. Es decir, 65 cada día y dos cada hora. Según el INS, las mujeres son las que más intentan suicidarse con el 62,1%. De los casos registrados, la mayoría son en adolescentes entre los 15 y los 19 años (29,1%), seguido por los jóvenes de 20 a 24 años (19%) y en menor cantidad los niños de 10 a 14 años (12,9%).

En Manizales, las muertes de menores de 45 años son, en su mayoría, por homicidios, accidentes de tránsito y suicidios. El año pasado en la capital de Caldas fueron 23 suicidios y en el departamento las cifras llegaron a 66 y 365 tentativas, según el informe de Calidad de Vida de Manizales Cómo Vamos.

El suicidio es considerado un fenómeno multideterminado, es decir, que en muchos de los casos hay más de un factor que influye en la decisión de atentar contra la vida. En los jóvenes universitarios es muy recurrente que el factor académico tenga repercusión sobre el hecho, pero no es el único, así lo manifestó Jaime Alberto Carmona Parra, psicólogo y experto en temas de suicidio, “el tema afectivo, no solo de pareja sino también relaciones filiales y de amigos tienen influencia en mucho de los casos. Otros factores determinantes en los jóvenes son los temas de identidad sexual, el rechazo social, y problemas emocionales”.

Por la preocupación de prevenir casos de suicidios en jóvenes, el psicólogo y rector de la Universidad de Manizales, Guillermo Orlando Sierra Sierra, aseguró que “las universidades están brindando programas de acompañamiento para reflexionar con los jóvenes en torno a todos los factores de vulnerabilidad que pueden sufrir, estos factores pueden ser académicos, sociales, económicos, de género y orientación sexual. El acompañamiento tiene pretensiones pedagógicas y psicológicas para reconocer factores de riesgos en estos casos”

Agregó que cuando un estudiante ingresa a la universidad, hace parte de un proceso de caracterización que ayuda a identificar posibles comportamientos suicidas, y así trabajar la prevención de estos casos.

Por su parte, Carmona Parra afirmó que la población universitaria que migra hacia otras ciudades es vulnerable frente al tema, por razón de que se pierde la red de apoyo familiar y una etapa, por lo general inicial, de soledad.

Encuentra aquí la edición impresa del UniDiario de hoy. UniDiario 15/11/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *