Habitantes del barrio La Providencia se sienten abandonados por el Estado

Unidiario

Por: Cristian Ruden

“Tragedia va haber porque el morro se va a venir. Deje que comience nuevamente el invierno”, manifiesta preocupado Duberty Correa, habitante del barrio La Providencia, afectado por la ola invernal que se presentó el 19 de abril en Manizales.

Los habitantes de este barrio, situado en las inmediaciones del morro Sancancio y del antiguo barrio La Playita, expresan estar preocupados por la nueva ola invernal que se avecina y el riesgo permanente en el que viven por la montaña y el río Chinchiná. Además manifiestan que funcionarios de la Alcaldía les prometieron reubicación y compra de sus predios, pero que no les quieren pagar lo justo teniendo en cuenta que ellos no son invasión sino que cuentan con escritura pública sobre los terrenos.

Juan Pablo Castañeda, especialista en derecho urbano indicó que “la Alcaldía en defensa del derecho a la vida hace planes de prevención, pero esta protección de los derechos no inhibe y no exime al Estado de cumplir otras protecciones de derechos, si bien las personas tienen que abandonar el terreno, ellos tienen derecho sobre los terrenos y hay precedentes jurídicos como la escritura pública, que deben defenderse”.

Correa recuerda que a las 4:00 a.m. se vino el morro  y se llevó unas casas. Afortunadamente todo el mundo ya había salido e hicieron evacuar todo el barrio. Dieron tres meses de subsidio para pagar el arriendo, pero “qué tuvo que hacer la gente, volver. Todos los que se fueron aquí han venido a dar”.

Los funcionarios de la Alcaldía manifestaron que no conocen los problemas de la zona específicamente, pero que se están realizando estudios de riesgo y aún continúan trabajando en la reubicación de los afectados de la emergencia de abril pasado.

Promesas incumplidas

Los habitantes del barrio La Providencia también se vieron afectados por la ola invernal que dejó a Manizales sin agua y gas en el año 2011. Correa recuerda que “a las 2:00 a.m. el río Chinchiná se llevó toda la parte baja del barrio. Las autoridades vinieron, trajeron papeles y realizaron promesas de reubicación. Ya  han pasado 6 años y no han dado nada”.

Encuentre el UniDiario de hoy aquí:

UniDiario 09/11/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *