Paro por el futuro agrario del país

Unidiario

Por: Mariana Robledo Gómez

Los representantes de 12 departamentos y de organizaciones agrarias nacionales convocaron a un paro indefinido por el incumplimiento del Gobierno a lo pactado en los Acuerdos de Paz de La Habana. Antier se presentó un pliego de peticiones al alto consejo para el posconflicto, Rafael Pardo.

Seguridad, mejoramiento de vías, implementación de soluciones agrícolas, entre otras, son algunas de las peticiones. Este no es un tema que solo preocupa a los campesinos sino también a los estudiantes de Ingeniería Agronómica, ya que ellos se verán impactados de la implementación de lo pactado en los Acuerdos. “Reconocer la importancia del campo en la vida cotidiana, dignificar el trabajo en zonas rurales, esto nos dará a nosotros como futuros profesionales garantías para poder hacer un uso adecuado del suelo de acuerdo a su vocación, en donde la semilla nativa se preserve y nuestro trabajo como mujeres en el campo tome cada vez más valor en la construcción de sociedad”, aseguró Camila Zuluaga Naranjo, estudiante de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Caldas.

El primer punto del Acuerdo de La Habana, publicado el 24 de noviembre de 2016, tiene como meta transformar el agro colombiano pero ha sido el de más lento desarrollo. “Que, en el marco del presente Acuerdo para la Terminación del Conflicto, la Reforma Rural Integral, en adelante RRI, sienta las bases para la transformación estructural del campo, crea condiciones de bienestar para la población rural —hombres y mujeres— y de esa manera contribuye a la construcción de una paz estable y duradera. Que la RRI concibe el territorio rural como un escenario socio-histórico con diversidad social y cultural, en el que las comunidades —hombres y mujeres— desempeñan un papel protagónico”, dice el documento firmado entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Carlos Parra, profesor de Análisis de Políticas Agrarias de la Universidad de Caldas aseguró que lo acordado abre nuevas oportunidades para no solo los ingenieros agrónomos sino otras profesiones como veterinarios, zootecnistas, administradores, entre otras. “El pacto reconoce que es un país agrícola, que en algún gobierno nos cambiamos a una economía industrializada y de minerales, pero la esencia colombiana siempre ha sido agrícola. Caldas puede recuperar zonas como La Dorada, Victoria y el Magdalena Centro como epicentro de productor de materias primas para la región”, explicó el docente.

En Caldas, hay avances como el regreso de familias a sectores como El Congal, anteriormente desalojados por presencia de grupos ilegales. Luego de cuatro años del más reciente paro indefinido, departamentos como Nariño, Guaviare, Meta y Cauca ya se han unido a esta movilización.

Encuentra aquí la edición impresa del UniDiario de hoy. UniDiario 25/10/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *